torres_muddspanfoto2_210909.jpg

Larry Torres

Sin más ni más, Mano Juan Fango supo que el hombre tenía que ser el mismo Edgar Allan Poe. 

Mano Juan Fango miraba a la nube negra con sospechos, pero Pablo Rivera y Elisa Ross solamente asintían con la cabeza y dijeron: "Vaya con Dios, querido amigo del porvenir y siempre recordad que los grandes obstáculos a veces disfracen a grandes oportunidades."

"Tienen mucha razón," pensaba Mano Juan Fango, subiéndose en la escoba mágica. Pronto se halló volando alto sobre la playa del Océano Atlántico donde podía discernir a un señor barbudo, leyendo de un libro. Más allá en el agua, una gran ballena blanca estaba mirando al hombre en la playa. "¡Él ha de ser Herman Melville!" Mano Juan Fango exclamó muy emocionado, "y yo podiera apostar de que la ballena es el mismo Moby Dick."

Mano Juan Fango voló cerca de él y le gritó: "¡Hola, camarada!¡Usted tiene que ser el autor Herman Melville!"

"Llámeme 'Ismael'," Herman Melville le replicó, citando de la primera línea de su libro. "Y Moby Dick allá, me ha fijado la vista así como la ballena Bíblica habría de haber mirado a Jonás antes de tragárselo. Cuando alguien se atreve intentar algo fuera de lo ordinario, el peligro siempre lo espera muy cerca. Pero sin el riesgo, la vida fuera muy aburrida, y sin aventura.

"Me gusta como pensáis, Señor Melville," Mano Juan Fango le replicó. "He aprendido cómo apreciarlo aún más ahora que me han secuestrado en este vuelo nocturno."

"Va a ser hasta más interesante, amigo," le profetiza Herman Melville. "Siempre ha de tener los ojos abiertos a cosas más profundas y a otros puntos de vista." Regresó a su libro.

Mientras que Mano Juan Fango continuaba su vuelo a través de la Historia Americana, la nube oscura se le acercaba. Mirando hacia abajo, vio que iba volando sobre un camposanto donde un señor extraño y fúnebre vestido de negro, estaba sentado balanceando a un cuervo en un dedo. Sin más ni más, Mano Juan Fango supo que el hombre tenía que ser el mismo Edgar Allan Poe. Una de las lineas de su poema 'El Cuervo" se le vino a memoria:

"Una noche no dormía, muy cansado me sentía por leer sin alegría, un gran libro sin pensar. De repente un ruidito como espíritu maldito, me tocaba en la puerta de mi cuarto al madrugar. "Es fantasma," yo pensaba, "que me toca sin cesar. Esto es y nada más." Bien recuerdo el diciembre, con el fuego tan fúnebre esparciendo un alma sin pesar; lamentaba la memoria de Leonor en la historia, fallecida esa joven tan bendita sin sanar -que los ángeles santitos pronunciaron 'celestial'- sin nombrarla nada más. Las cortinas con su ruido me llenaban ese nido con terror tan mal crecido ahora en mi corazón. "Ha de ser su alma," dije, "que una visita me elige en mi cuarto invitada esta noche infernal. -Esto es y nada más."

De repente, Mano Juan Fango se halló con los ojos bien abiertos, acostado en su cama, y todavía oyendo el toc-toc-toc en la puerta de su recámara. "¿Será posible que habré solamente soñado a todas esas personas famosas de la Historia Americana?" ponderaba él. "Parecían tan reales y las lecciones que me dieron, me abrieron los ojos a cuán preciosa es la vida." Se puso a concentrar, tratando que oir la voz del Cuervo decir: "Nunca más." Pero por fin determinó que no era más que el viento tocando en su ventana. No había sido un cuervo del todo. Mano Juan Fango se dio la vuelta y bisbiseó entre sí mismo, no "Nunca más," pero más bien: "Quizás algún día." Por fin pudo dormir.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

All comment authors MUST use their real names. Posts that cannot be ascribed to a real person
will not be moderated.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.