Norlynne Coar: Viaje a la región que no vemos

Por Teresa Dovalpage
Para The Taos News
Posted 3/13/19

Norlynne Coar vive en un mundo azul, aunque admite que en ocasiones se aleja de éste para hacer algo diferente. Sus obras de portales y horizontes atraen a los espectadores y suelen tener en …

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

Norlynne Coar: Viaje a la región que no vemos

Posted

Norlynne Coar vive en un mundo azul, aunque admite que en ocasiones se aleja de éste para hacer algo diferente. Sus obras de portales y horizontes atraen a los espectadores y suelen tener en ellos un efecto zen.

Las obras de Coar están en oficinas corporativas, hoteles, centros médicos y colecciones privadas. Ella se considera a sí misma como alguien en búsqueda, y a su arte como un "proceso de descubrimiento." "Siempre he querido más allá de la superficie," dijo. "Me pregunto qué hay al otro lado de un agujero negro. ¡Creo que probablemente hay luz!"

La pintora ha recorrido en todo el mundo. Sus viajes, su trabajo y las residencias artísticas que ha hecho la han llevado a Francia, España, Italia y Portugal, entre otros países. Habla inglés, francés, español y um pouco portugués. "Mi fluidez depende del ambiente y de la frecuencia con la que hablo el idioma," dijo. "He viajado mucho sola porque esto me obliga a hablar y a comunicarme con la gente. Me gusta estudiar diferentes idiomas y tener que cambiar de uno a otro."

Su amor por los idiomas se extiende a los lenguajes de la música y de las matemáticas. Para ella, todo se une, resultando en experiencias que más tarde traduce en arte.

Esta es la tercera vez que Coar vive en Taos. Se mudó aquí por primera vez en 1979, a una casa de adobe en Hondo que contaba con agua fría, retrete afuera y solo una estufa de leña "durante el peor invierno en cuarenta años." Esto no la detuvo; después de comprar un terreno, regresó en 1989, construyó una casa y se quedó durante unos siete años, luego retornó a la escuela de cine en California. Después de trabajar en la industria del cine durante 14 años y de varias estancias en Europa, Taos la llamó de nuevo y en 2017 volvió. Ahora tiene su casa y su estudio en el centro de la ciudad, donde todo le resulta accesible. "Odio conducir, con tanto dinero que va a las compañías petroleras y que produce contaminación," dijo.

Su próxima exhibición tendrá lugar en la Galería Magpie en septiembre. Mientras tanto, ella sigue pintando, tomando fotos y produciendo videos para artistas y pequeñas empresas, otra faceta de su creatividad que recientemente ha puesto en práctica.

Tempo: Has vivido en tantos lugares del mundo. ¿Por qué decidiste instalarte en Taos?

Norlynne Coar: Me hubiera encantado mudarme a Europa, pero no pude decidir dónde quería estar o quedarme a largo plazo. ¡Tengo amigos en tantos lugares! Pero en Europa, si se desea permanecer más de tres meses seguidos, el proceso de la visa se complica. Necesitaba una base donde poder vivir y pintar. Resultó ser Taos, donde tengo muchas amistades antiguas, incluido una amiga prenatal. Nos llamamos amigas prenatales porque nuestros padres eran amigos en Japón antes de que naciéramos. Y tengo nuevas amistades también. Otra razón por la que vine a Taos es porque es un pueblo con una comunidad muy diversa. Nunca me han gustado las poblaciones homogéneas y Taos ofrece una variedad de culturas, religiones, sensibilidades e idiomas.

Tempo: ¿Qué desafíos te presenta el mercado del arte de Taos?

Norlynne Coar: Aquí existe un mercado paisajístico tradicional más que un mercado de arte contemporáneo o abstracto. Me gustaría ser representada por una galería en Santa Fe. Mientras tanto, mi trabajo se puede ver en mi sitio web, https://norlynnecoarfineart.com, y con cita previa en mi estudio. También hay algunas piezas pequeñas en la Galería Magpie.

Tempo: ¿En qué estás trabajando ahora?

Norlynne Coar: Estoy trabajando en dos piezas, así como en otras más pequeñas. Queda por verse si las primeras se convertirán en portales u horizontes. Tienen cuarenta pulgadas de ancho y treinta pulgadas de profundidad, un tamaño diferente al que generalmente uso. Heredé estos lienzos y ahora disfruto trabajando en un formato diferente.

Tempo: ¿Qué despierta tu creatividad?

Norlynne Coar: El cielo y el océano me inspiran, así como mis experiencias con el océano y la meditación. Crecí cerca del mar, en California, por lo que éste siempre ha sido parte de mí y de mi arte. Antes de empezar a crear, entro en la oscuridad, donde las cosas surgen, como las raíces de los árboles. Para mí, toda nueva vida comienza en la región que no vemos. La creatividad y la conexión de todas las cosas se elevan desde lo profundo.

Tempo: ¿Y qué pasa cuando empiezas a pintar?

Norlynne Coar: Hay un intercambio real entre la pintura y yo. Pintando en capas, busco lo que hay debajo de la superficie. Me gusta ver las cosas desde diferentes perspectivas, verlas cambiar y reflejar estos cambios. Aparte de eso, la pintura me dice qué hacer. Si tengo suerte, me dice cuándo debo terminarla. Al final, es de veras satisfactorio cuando algo que puede parecer sencillo es capaz de atraer a la gente por períodos de tiempo y llevarla a otro lugar o a la paz. Espero que entonces puedan viajar a su propio interior y dejar los ruidos atrás.

La version de este columna esta aquí.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.