Nina Anthony: el delicado equilibrio de la vida

Posted 5/9/19

Al mirar una de las fotografías de Nina Anthony, es fácil imaginar que se trata de un óleo o de una acuarela. Sus composiciones son más que "interpretaciones literales" del mundo …

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

Nina Anthony: el delicado equilibrio de la vida

Posted

Al mirar una de las fotografías de Nina Anthony, es fácil imaginar que se trata de un óleo o de una acuarela. Sus composiciones son más que "interpretaciones literales" del mundo que nos rodea, pues las fotos que toma de la tierra, el cielo, los árboles y las aves atestiguan el dominio que tiene de la fotografía artística.

"Mi obra a menudo se confunde con pinturas," dijo Anthony. "Una vez que la gente descubre que tiene una base fotográfica, siente mucha curiosidad por mi técnica."

Hoy ella compartirá con los lectores de Tempo los detalles de su proceso artístico. Pero primero, conozcamos a la mujer detrás de la cámara.

Durante su niñez y juventud, Anthony nunca pasó mucho tiempo en un solo lugar. Su padre trabajaba para la Agencia de Defensa y la familia se mudaba a menudo. Entre los lugares donde residió se encuentran Cleveland Ohio; Fukuoka, Japón; Bangkok, Tailandia; Milwaukee, Wisconsin, e Indianápolis, Indiana. Anthony recuerda su estadía en una base de la Fuerza Aérea en Japón cerca de la familia de su mamá (que era japonesa) como uno de los momentos más agradables de su infancia.

Anthony se graduó de periodismo por la Universidad de Indiana. Después de graduarse, trabajó varios años como escritora para agencias de publicidad. Fue ese trabajo el que la llevó por primera vez a Nuevo México en 1988 a fin de hacer una investigación. En 1993 ya era residente permanente de nuestro estado.

"Taos es el lugar donde he vivido más tiempo, dijo. "Serán 25 años este verano."

Estos años le han traído alegría, arte y tristeza a su vida. Cuando su esposo de 30 años murió repentinamente en 2014, Anthony recurrió a la fotografía como una forma de procesar su dolor.

"Capturar la belleza exterior que me rodea me ayuda a crear mis propios paisajes interiores llenos de belleza," dijo. "Me ayuda a recuperar una sensación de vida y vitalidad en medio de los sentimientos de desesperanza que van y vienen, incluso varios años después. Recientemente retomé mi entrenamiento como escritora para escribir poesía que acompaña a mis imágenes y transmite mis emociones."

Anthony actualmente comparte su hogar de San Cristóbal con dos gatos, dos perros y un caballo.

"Mi hija Maya se mudó para acá hace un par de años con su novio y estamos muy unidas," dijo. "Nos ayudamos mutuamente en nuestro continuo viaje a través del dolor y cada día avanzamos, paso a paso."

La obra de Anthony está representada por David Anthony Fine Art en Taos y Magpie Gallery en El Prado. Tendrá una exhibición con Kristel Elisabeth que durará un mes a fines de agosto en la Galería Read Lockhart en Taos. Por otra parte, trabaja a tiempo completo para Amigos Bravos, una organización ambiental sin fines de lucro que ha protegido y preservado los ríos y las cuencas hidrográficas de Nuevo México durante 30 años.

¿Qué despertó tu interés por la fotografía?

A finales de los años 90 sentí gran interés por la fotografía después de tomar una clase de impresión con cámara oscura que fue impartida por el fotógrafo de Taos William Davis. La clase, llamada The Print, estaba inspirada en las técnicas de impresión en blanco y negro de Ansel Adams. Después de perfeccionar mis habilidades de impresión con cámara oscura, cambié a la forma digital a principios de la década de 2000 y desde entonces he desarrollado mis propias habilidades y estilo personal.

¿Podrías darnos más detalles de tu proceso artístico? ¿Usas filtros o aplicaciones?

Hay un dicho: "Hay una aplicación para eso" y es de veras lo que sucede con la fotografía actualmente. Hay aplicaciones para todo, desde hacer que las fotos se vean como pinturas de Van Gogh hasta otras que imitan los ferrotipos del siglo XIX. Pero debo aclarar que yo no uso filtros ni aplicaciones para procesar mi trabajo. Mi técnica es mucho más intensiva, pues uso Photoshop para combinar la imagen de base con múltiples capas de textura. Estas imágenes ricas en textura pueden ser desde superficies de metal y piedra que encuentro en el campo hasta cubiertas de libros hechas con cuero viejo y papeles desmenuzados que escaneo y agrego a mi biblioteca de texturas, que ahora incluye más de 400 imágenes y continúa creciendo. La superposición de texturas a la imagen base agrega profundidad visual y una fachada pictórica a estas imágenes. Obtener el resultado que busco puede llevar muchas horas de experimentación. El año pasado tomé un par de talleres sobre técnicas de encáustica y ahora estoy incorporando encáustica, gouache, pinturas acrílicas y al óleo, así como telas, papel y objetos encontrados a mi arte basado en fotografías.

¿Cuál es tu imagen favorita o una que tenga un significado especial para ti?

Realmente no tengo una imagen favorita, pero hay una llamada "Equilibrium" que fue uno de mis primeros experimentos con textura, y la imagen en sí misma tiene un significado para mí. El ambiente es un poco oscuro y premonitorio, pero el árbol muerto permanece inclinado hacia la luz. Para mí, es un símbolo de la esperanza y el delicado equilibrio de la vida: Oscuridad y Luz. Tristeza y Alegría. Nacimiento y Muerte. Todos perdemos algo antes de ganar algo o a alguien. Es parte del Círculo de la Vida. Yo, como todos, estoy aprendiendo a encontrar ese balance delicado, ese "Equilibrio."

Compartes tu arte en Facebook. ¿Por qué has decidido usar las redes sociales?

He recibido, gracias a las redes sociales, mensajes de personas que me dicen que mis imágenes les han alegrado el día y les han brindado consuelo. Ese es el mayor elogio para cualquier artista: evocar una respuesta emocional en el espectador. Me complace saber que mi fotografía puede ser más que la simple reproducción mecánica de una escena, pues es también es una forma de expresión artística que transmite mis sentimientos por los lugares, las personas y las culturas que encuentro y, lo más importante, algo que alegra a otros --aunque sólo sea por un momento. Quiero que el espectador de mi obra se sienta transportado a un mundo natural atemporal donde la belleza y la esperanza trascienden la rutina de la vida cotidiana. Creo firmemente que en estos tiempos agitados e inciertos --donde prevalecen la ira y el miedo-- el arte que nos abre a la conexión y la empatía es más necesario que nunca.

La version de este columna en inglés esta por Tempo, Página 14.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.