Los Hijos de la Monja Azul

Capítulo VB: La Virgen clarifica al 'Cristo del Veneno'

Larry Torres
Posted 11/21/19

Sor María acababa de desaparecerse de entre las manos del Gran Inquisidor en España. Sobre las manos de los ángeles se halló otra vez transportada hacia el Nuevo Mundo.A penas …

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

Los Hijos de la Monja Azul

Capítulo VB: La Virgen clarifica al 'Cristo del Veneno'

Posted

Sor María acababa de desaparecerse de entre las manos del Gran Inquisidor en España. Sobre las manos de los ángeles se halló otra vez transportada hacia el Nuevo Mundo.

A penas había llegado a Nuevo México otra vez cuando oyó la voz de La Virgen hablándole. "Percibo que tienes muchas preguntas, hija mía," la Virgen le dijo.

"Sí, Madre," Sor María le respondió. "Mis preguntas son muchas y variadas pero la más importante es ésta: Vos, como Madre del Altísimo, me puede decir: ¿por qué es que Dios ha tenido tantos nombres a través de la historia?"

"Hija mía, eso es porque Dios siempre ha estado revelando Su majestad a los hombres de todos lugares y de todas idiomas según lo puedan comprender. Él es el mismo Dios; son las percepciones de los hombres que son diferentes, según sus habilidades. Cuando toda la humanidad reconozca que todos son hijos del mismo Dios; hermanos y hermanas en Cristo, entonces habrá verdadera paz en el mundo."

"Gracias, Madre," Sor María respondió agradecida. "¿Por qué es que Jesucristo tenga tantos nombres como el Padre? A veces se conoce como Jesucristo Vencedor, Jesucristo del Saucito, Jesucristo de Esquípulas o Jesucristo del Veneno."

"El Hijo es tan grande como el Padre," dijo la Virgen con una cierta sonrisa. "Unos le llaman Jesucristo Vencedor porque vino al mundo a vencer el pecado. Otros le llaman Jesucristo del Saucito porque Él sana todas enfermedades. Los ancianos han usado la cáscara del saucito por siglos como remedio para el dolor de cabeza. El Latin se llama 'Salix.' Finalmente, aquí conocen a Jesucristo como el Señor de Esquípulas porque los nativos le llamaba 'Ek-Kampulá' o ya sea, 'el Señor que nos quita las nubes.' Jesucristo de Esquípulas pende de una cruz viva con hojas y ramos. Esto les indica a los hombres que aunque Adán y Eva perdieron el Árbol de la Vida por el pecado, la Santa Cruz es el nuevo Árbol de la Vida."

"Pero todavía me confunde, Madre," añadió Sor María. "¿Por qué le llaman 'Jesucristo del Veneno'? El veneno no me parecer cosa buena."

"Lo que parece veneno para unos, es salvación para otros," dijo la Virgen. "Una vez había un sacerdote santo que todas las mañana iba a venerar la imagen del Cristo de la cruz. Siempre, después de rezar, le besaba los pies al Cristo. Ocurrió que un cierto malhechor, se envidió del amor que el sacerdote le tenía al Cristo en la cruz. 'Vamos a ver si el Cristo lo puede salvar,' se dijo una tarde.

"Sin que nadie lo viera, el malhechor fue para la iglesia a escondidas y les untó a los pies del Cristo con el veneno de una víbora; y metió detrás de las cortinas del confesionario para ver qué iba a pasar. Pronto llegó el sacerdote devoto y después de rezar, se ahincó a besarle los pies al Cristo como siempre hacía. Pero entonces algo inesperado ocurrió: Antes que sus labios tocasen los pies, el Cristo encogió las rodillas y mudó los pies para un lado. Luego se le hicieron los pies negros, los tobillos negros, las canillas negras, las rodillas negras, las piernas negras, la cintura negra, el pecho negro, el cuello negro y por fin, la cabeza negra.

"Así vino el malhechor a saber de que aún la estatua del Cristo en la cruz se sacrificó por amor de su devoto. El Cristo del Veneno fue colocado adelante del altar como signo de un amor supremo."

La Virgen desapareció y Sor María se halló sola otra vez.

La versión de este columna en inglés esta por la Página C5.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.