Los Hijos de la Monja Azul

Capítulo IIA: Dos místicas se comunican

Por Larry Torres
Para Taos News
Posted 9/12/19

La Reverenda Madre había trabajado hasta muy tarde esa noche, repasando la historia familial de Sor María. Descubrió de que María había nacido a Francisco y Catarina Coronel en …

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

Los Hijos de la Monja Azul

Capítulo IIA: Dos místicas se comunican

Posted

La Reverenda Madre había trabajado hasta muy tarde esa noche, repasando la historia familial de Sor María. Descubrió de que María había nacido a Francisco y Catarina Coronel en el castillo familial en Ágreda el día dos de abril, 1602. Toda la familia de María había elejido seguir la vida religiosa en 1618. Su padre y sus hermanos tomaron votos de frailes Franciscanos. María y su madre hicieron votos en la Orden de Monjas Concepcionistas. Toda la familia había renunciado el mundo terrestre para unirse mejor al mundo celeste.

Desde muy niña, María había sido muy devota. Confiaba en su ángel de la guardia cuando tenía miedo y platicaba con sus santos favoritos como si fueran sus mejores amigos. Una vez, desde de confesionario, el párroco la escuchó sola en la iglesia hablando con la estatua de la Virgen María. Cuando el párroco miró por detrás de las cortinitas, le parecía que la Virgen se estaba sonriendo. Quizá sería porque estaba cansado y porque no estaba usando los lentes.

Trataba a la Virgen María como si fuese la luz del mundo perdido en las tinieblas. Rezaba: "Hermosa y cándida aurora donde nació el sol divino para luz de las tinieblas y rescate del cautivo. Luna que no fue esclipsada ni menguantes ha tenido, que siempre en este destierro nos alumbres el camino. A tí por piadosa Madre nosotros los más indignos te ofrecemos este santísimo rosario por los gozos más crecidos que sintió en su corazón por el más hermoso niño de Gabriel fuiste anunciada al Espíritu Divino.

"Al visitar y saber pasates largo camino ardiendo de puro amor y aunque temblando de frío. De vuestros gozos me alegro y por ellos te suplico, seas nuestra intercesora en todo cuanto pedimos: victoria del navigante, consuelo del afligido; las almas del Purgatorio tengan descanso y alivio. Mandando de vuestra gracia con un abundante rocío que por ellas merezcamos vernos en el Cielo empirio, donde tú, Señor vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo y eres Dios por todos los siglos de los siglos santos, Amén."

La Reverenda Madre casi no podía comprender toda la teología oculta en la oración de Sor María. A través de sus investigaciones había aprendido que Sor María le había dado 37 consejos a otra mística llamado Teresa de Ávila quien muchos trababan de loca. Tenía que consultar con Sor María para aprender cuales serían los 37 consejos que le había dado. Se acostó la Madre Superior muy noche pensando regresar muy temprana a su convento y hablar con Sor María de Ágreda.

Ya iba saliendo el sol cuando regresó el convento. La Hermana Vigiladora le desatrancó la puerta y la recibió en el pasillo. Cuando la Madre Superior le preguntó por Sor María, la Hermana Vigiladora le respondió que suponía que ella estaba haciendo oración en la capilla como las demás de las monjas. Al ir a buscarle en la capilla sin embargo, le informaron las otras que no se había levantado a hacer oración con las otras.

Muy preocupada la Reverenda Madre acudió hacia la celda de Sor María. Halló que estaba atrancada por adentro. Se apenó, pensando que quizá Sor María estaba esferma o algo peor. Con su llave maestra, la Reverenda Madre abrió la puerta, rezando entre los diente, invocando el favor de Dios.

Cuando mudó la humilde fresada tosca que usaba Sor María en su lecho, la Madre vio que nadie había pasado la noche allí. ¿Dónde estaría Sor María? Le dio un escalfrío al pensar que quizá la monja había volado con los ángeles a visitar a sus queridos Indios en el otro lado del mundo.

La version de este historia está por la Página C5.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.