Los Hijos de la Monja Azul

Capítulo VIIIC: Sor María tiene una conversación peligrosa con el demonio

Por Larry Torres
Posted 1/31/20

En la madrugada, Sor María se dio una vuelta debajo de las cobijas. Su sueño de los ángeles cantando la letanía de loores en honor de la Virgen María ya se iba borrando de su memoria. Le hubiera gustado guardar esa visión celestial toda la vida pero de repente se acordó del ruido que había eminado de bajo del lecho.

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

Los Hijos de la Monja Azul

Capítulo VIIIC: Sor María tiene una conversación peligrosa con el demonio

Posted

En la madrugada, Sor María se dio una vuelta debajo de las cobijas. Su sueño de los ángeles cantando la letanía de loores en honor de la Virgen María ya se iba borrando de su memoria. Le hubiera gustado guardar esa visión celestial toda la vida pero de repente se acordó del ruido que había eminado de bajo del lecho.

Se sentó de un volido. Recordó que había sido un temoroso ruido que la había dejado muy incómoda. El lecho todavía estaba respingado hacia un lado como si algo tuviese por debajo.

De abajo del lecho oyó una voz dulce que ya no sonaba ni como el aullido de un lobo ni como el balido de una cabra ni como el silbo de una serpiente. Le sorprendió mucho porque sonaba mucho más como una voz angélica no desemejante a las que le habían cantado la letania a la Virgen. Despedía un tono sublime y peregrino.

"¿Quién sois Vos?" le preguntó Sor María a la voz.

"Fui creado al principio de la creación como el mayor de los ángeles," le replicó, sin asomar la cabeza. "Fui el mayor hijo espíritu engendrado de Dios. Fui tan brillante que me dio por nombre 'Luzbel' o ya sea, 'el que lleva la luz.' Fui más centelleante que nueve soles. Pero cuando Dios decidió crear al hombre Adán del polvo, creí que Adán venía a arrebatarme mi emperio y dar aumento a mi desgracia. A causa de esa envidia, me rebelé en contra del altísimo."

"Fue entonces porque odiabáis a Dios que Os apartastéis de Él?" le preguntó Sor María.

"No fue tanto por el odio pero más bien porque Dios escogió amar a otro más que a mí," respondió Luzbel. "Yo quería ser en único amado por Él, pero hoy por mi vana altivez, vivo del reino desposeído."

"Si fuistéis del reino desposeído, entonces ¿dónde vivís Vos y los otros ángeles rebeldes?" le preguntó Sor María.

"Habitamos un lugar de tormentos en las regiones inferiores llamado 'pandemonium' o ya sea, 'lugar de todos los espíritus malignos.'" dijo Luzbel.

"¿Y por qué dicéis que es un lugar de tormentos?" lo intensó Sor María.

"La ausencia de Dios es causa de los tormentos más supremos. La falta del amor de Dios produce un vivo Infierno," respondio Luzbel gravemente.

"Si en un tiempo fuistéis un ángel de la corte celestial," continuó Sor María, "¿por qué entonces no salistéis cuando estuvo la Virgen aquí?"

"En el Jardín del Paraíso Dios puso emnidad entre los descendientes de Adán y yo. Todo el mundo me conoce no como 'Luzbel' pero como 'Satanas' o ya sea 'el enemigo.' La Virgen María, como madre del redentor, me aplasta la cabeza y con solo una mirada, me hace temblar," le respondió de bajo de la cama. "Entre los nombres en la letanía de la Virgen María se cuenta el título de 'Guadalupe,' cual significa 'la que pisa a la serpiente.' Por eso no salí a verla."

Sor María sabía que era peligroso conversar con el demonio y que solamente las personas más astutas habían podido salir bien después de tales discursos. Entre ellos, Solomón el Sabio, hijo del Rey David, había aprendido mucho y logró saber cómo controlar a los demonios en su celebre "Clavícula del Rey Solomón." Santa Teresa de Ávila siempre tenía un crucifijo con ella, cosa cual causó al Demonio declarar: "No le tengo tanto miedo al crucifijo. Lo que me hace temblar es la fe que pones en él."

Tomando el pequeño crucifijo que siempre tenía reposaba debajo de la almohada, Sor María lo besó y lo puso debajo del lecho. En una nube de asufre el demonio se desapareció.

La version de este cuento en inglés está por la Página C5.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.