El bochorno como el denominador comun

Por Ana Klenicki
Para The Taos News
Posted 12/5/18

El 2018 irá a la historia como un año duro, un año horrible. Sin embargo aún tenemos el mes de diciembre, un mes más para ser golpeados por nuevas catástrofes …

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

El bochorno como el denominador comun

Posted

El 2018 irá a la historia como un año duro, un año horrible. Sin embargo aún tenemos el mes de diciembre, un mes más para ser golpeados por nuevas catástrofes (después de todo 31 días constituye un período de tiempo respetable) Confieso que no hablo en abstracto, sobre eventos bochornosos que escuchamos en algún lado. Estoy hablando sobre estar abochornada por eventos que pasan en muchos lados y que lo tocan a uno personalmente.

Había ya anunciado que no escribiría más, pero no puedo aguantar no hacerlo. No puedo guardar silencio (después de todo el que calla, otorga, verdad?) Compartiré con ustedes qué es lo que me abochorna y el dolor que lo acompaña. Lamento someterlos a los males del momento, pero estos son momentos horribles. No estoy segura que compartiéndolos con ustedes los hacen menos dolorosos, pero el hablar sobre ellos hace el peso más liviano.

Mi primer bochorno es sobre el país donde nací. Lo que ocurrió en Buenos Aires, Argentina, a mediados de noviembre es muy patético, muy humillante, muy bochornoso. La Argentina, como Brasil, tiene locura por el fútbol. Un campeonato famoso (La Copa Libertadores) estaba ya en el último partido, enfrentando a dos viejos equipos rivales con miles de aficionados: Boca Juniors y River Plate. El fin de la Copa era un evento único que se jugaba en la Argentina, de donde son los dos equipos. Los domingos pertenecen tradicionalmente al fútbol, así como aquí tenemos los lunes del fútbol americano, este partido estaba programado para un sábado a la tarde. Las expectativas eran enormes y el mundo del fútbol mundial, no solo de Argentina, esperaba al partido que había sido anunciado como el partido de todos los tiempos!

Bien, el mundo espera al comienzo del partido y, espera y, espera. El estadio de River estaba colmado de gente. Finalmente, la audiencia, junto con los aficionados en el estadio se entera de que se suspende el partido porque el bus en el que venía el equipo de Boca fue apedreado por aficionados de River. La policía prácticamente no intervino, solo que tiró bombas lacrimógenas lastimando hasta al conductor del bus.

Yo estoy viendo la tele en Taos y el bochorno y la vergüenza aumentan así pasa el tiempo. El partido supuestamente se jugará al día siguiente, domingo. El domingo llega y no hay partido. Mientras tanto también me entero de que hubo saqueo como parte de los disturbios. Mi bochorno no tiene límites. Aunque la Argentina nunca fue un país verdaderamente desarrollado, tampoco fue un país de vándalos (hooligans).

La posición de Argentina en la historia ha sido generalmente como una sociedad totalitaria, militar, pro nazi, fascista, pero el fútbol era sagrado. Este es el mismo país donde en dos semanas sería el anfitrión del Grupo de 20 encontrarla, donde dirigentes del mundo comeran grandes banquetes mientras millones de niños en Yemen se mueren de hambre por una guerra apoyada por Arabia Saudita, cuyo rey está presente en la reunión.

Mi segundo bochorno lo causa el país donde elegí vivir. La América de posibilidades ilimitadas, la América de leyes protectoras, América la hermosa.Mi segundo bochorno es tal vez más duro de soportar, ya que yo elegí ser Americana. Vivimos en un momento en que estamos gobernados por Twitter, en el que la preciada independencia de las tres ramas del gobierno corren serio peligro, un momento en el que el resto del mundo no nos respeta. La Argentina y USA parecen compartir muchas características no del tercer mundo, sino del quinto mundo y, eso, amigos, duele.

Muchos me dicen que no me preocupe, que el mundo cambiará (tal vez para mejor?) pero hasta ese entonces, el dolor y el bochorno son muy grandes. Espero que si escribo al final del 2019, todo será mejor. Tal vez hay fuerzas en el cosmos que se apiadarán de nosotros, ambos el mundo desarrollado y el mundo en desarrollo.

La version de este columna en inglés esta aquí.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.