El artista borracho pinta el mundo, quedó rico

Por Ron Vigil
Para The Taos News
Posted 4/18/18

Esta historia fue relatada por Rafael Vigil (1852-1940) a su nieto Cleofes Vigil (1917-1992). Cleofes Vigil fue criado por sus abuelos Rafael y Leonore vigilia en San Cristóbal.

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

El artista borracho pinta el mundo, quedó rico

Posted

Esta historia fue relatada por Rafael Vigil (1852-1940) a su nieto Cleofes Vigil (1917-1992). Cleofes Vigil fue criado por sus abuelos Rafael y Leonore vigilia en San Cristóbal. Es contada aquí por Ronald Vigil y traducido al inglés aqui.

Había un rey que deseaba que un artista le pintara el mundo tal cómo era o tal cómo es, Y si le gustaba al Rey la obra de pintura del mundo, prometió dar su hija como esposa al mejor artista. El ganador también será recompensado con muchas riquesas. Pues por lo pronto empezaron a venir artistas de donde quiera a pintar el mundo. El rey nunca le gustaba ninguna pintura Y ordenaba que mataran al artista. Pues artista sobre artista morían causa del ideoso rey.

Alli en la ciudad del rey vivía un borracho. El borracho no tenía con que comprar vino y estaba muy crudo. Entre sí mismo pensó. "Yo voy y le pinto al rey el mundo y le va gustar." Luego le dijo a sus amigos. Sus amigos le dijeron. "¡No! ¡Te mata! Mira lo que le ha pasado a todos los artistas buenos del país. Tú no sabes nada de arte, no seas pendejo, vas a morir."

El pobre borracho estaba muy desesperado pa tomar lo que su cuerpo demandaba. Decidió ir a la casa del rey a presentarse cómo artista para pintar el mundo tal y como es. Allí en la castilla del rey lo llevaron a un cuarto donde había toda clase de tintas, plumas, pizarrines y todo necesario para obras de pintor. Y le dijeron. "Hay tienes todo lo que necesitas."

El borracho les dijo. "Ahora necesito un galón de vino." Le trujieron el vino y lo primero que hizo era echarse un buen trago para remojar su gaznate. Después de varios tragos de vino y ya muy borracho pintó rayas para todos los rumbos, pintó circulos y cuardos por toda la pizarria. Luego escribió: Este Mundo Es Una Bola Como Pelota Y El Que No Lo Cree Es Un Idiota. E

Él borracho llamó a los oficiales del rey y les dijo que ya la obra estaba lista para que lo viera el rey. El rey al ver la pintura dijo. "Está bien, muy bien pintada." La razón de que el rey declaró gusto era porque él no quería ser idiota. El borracho se casó con la hija del rey. Quedó rico, y creo que se murió pronto bebiendo vino.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.