Diana Rico: Sumergiéndose en lo profundo del ser creativo

Por Teresa Dovalpage
Para The Taos News
Posted 2/13/19

Muchos taoseños recuerdan a Diana Rico como la curadora de SOMOS para la serie del 2008 al 2009, pero, como sucede con muchas personas creativas de Taos, ella ha hecho mucho más. Como …

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

Diana Rico: Sumergiéndose en lo profundo del ser creativo

Posted

Muchos taoseños recuerdan a Diana Rico como la curadora de SOMOS para la serie del 2008 al 2009, pero, como sucede con muchas personas creativas de Taos, ella ha hecho mucho más. Como periodista, ha escrito para Elle, GQ, Harper's Bazaar, L.A. Times, Mother Jones, USA Today y muchas otras publicaciones. Además, escribió y produjo 14 episodios de The E! True Hollywood Story, una serie que fue nominada al Premio Emmy y que estaba centrada en figuras populares de la industria del entretenimiento.

"Por lo general, las celebridades tenían un lado oscuro o una vida problemática," dijo Rico. "¡Verlos resulta un placer culpable para todos!"

La serie llegó a 70 millones de hogares en los Estados Unidos y a 140 millones a nivel internacional. A partir de 1997, Rico produjo episodios sobre Natalie Wood, Steve McQueen, John Lennon, Alfred Hitchcock, Sammy Davis Jr., Jane Fonda y Richard Pryor, además de otros sobre programas de televisión muy reconocidos, como Dallas and Married ... with Children.

En 2003, sintiéndose agotada por el trabajo en la industria de la televisión y bajo el constante estrés que le provocaba vivir en Los Ángeles, Rico se sintió atraída a Nuevo México, una y otra vez. "De esa manera misteriosa de la que habla la gente," dijo.

Cuando descubrió que se ofrecía una residencia para escritores en el Museo de Arte de Harwood, la solicitó y la aceptaron. Vivió en la antigua casa de Burt Harwood en el invierno del 2005 al 2006. Mientras se encontraba en el Harwood, Rico conoció a varios artistas que estaban allí gracias a la Fundación Wurlitzer. Para entonces, ya ella no quería volver a Los Ángeles, así que se presentó a la Wurlitzer y la aceptaron para una residencia en el otoño de 2007. De modo que regresó y se quedó en Taos para siempre.

Hoy habla con Tempo sobre estas residencias, sus influencias artísticas, su trabajo creativo y más.

Tempo: Has mencionado que la beca Wurlitzer y la residencia de escritores que hiciste en el Museo de Arte de Harwood cambiaron tu vida por completo. ¿Por qué?

Rico: Ambas residencias fueron oportunidades importantes para que me sumergiera profundamente en mi ser creativo y descubriera no sólo lo que quería traer al mundo, sino también una forma de trabajar completamente diferente, más orgánica e imaginativa. Esas experiencias moldearon por completo la forma en que vivo y trabajo ahora. Nunca dejaré de estar agradecida al Harwood y a Wurlitzer por esas residencias.

Tempo: ¿Cómo ha influido vivir en Taos en ti, como artista?

Rico: Vivir en Taos me ha llevado con más profundidad al interior de mí misma. Vivo en Arroyo Seco, con campos en tres lados, vistas de las Montañas Sangre de Cristo por mis muchas ventanas y silencio completo, excepto por los cuervos y los coyotes. Tengo el control total de mi tiempo y mis actividades. Paso mucho tiempo en soledad, leyendo y mirando películas, haciendo yoga y chigong y otras prácticas espirituales, y comunicándome con mi querido gato sagrado (porque todos los gatos, como sabes, son dioses y diosas en secreto). El ritmo de mis días ahora responde completamente a lo que está surgiendo dentro de mí en lugar de ser dictado desde fuera, como pasaba cuando vivía en Los Ángeles. Entiendo de la manera más profunda por qué tantas personas creativas vienen a Taos y encuentran paz e inspiración aquí. Me permite ser exactamente quien soy. ¿Y acaso no es eso lo que significa ser artista?

Tempo: ¿Quién (o qué) ha tenido el mayor impacto en tu vida como escritora?

Rico: He tenido muchas influencias desde la infancia temprana --no estoy segura de poder nombrar solo una. Yo era una lectora constante de niña y pasaba mucho tiempo en la biblioteca. Muchos libros para niños influyeron en mi decisión de ser escritora, en particular Mujercitas, de Louisa May Alcott. También me fascinó el personaje que Natalie Wood interpretó en la comedia de 1965 The Great Race, una reportera sufragista, chispeante y amante de las aventuras, que estaba basado en una reportera investigativa real, Nellie Bly. Pero creo que mis mejores recuerdos de la infancia son la clave: son recuerdos de mi padre que me leía cómics de cuentos de hadas a la hora de dormir. Me encantaban esas historias, y creo que eso fue lo que me impulsó a querer convertirme en alguien que trae historias al mundo de muchas maneras.

Tempo: Actualmente te ganas la vida como editora freelance. ¿Cómo te las arreglas para conjugar esta labor con tu propio trabajo creativo?

Rico: La edición fue en realidad la primera profesión en la que me formé, antes de hacerme escritora, y el flujo constante de trabajos de edición me da tiempo para trabajar en mi escritura creativa sin tener que preocuparme de cuándo esta será fuente de ingresos monetarios. En otras palabras, libera por completo mi creatividad. Esto ha sido muy liberador. Todos los días, antes de comenzar a editar libros, paso al menos una hora trabajando en uno de mis proyectos de escritura creativa y es puro placer y diversión. Después de hacer este cambio, escribí un guión que había evitado durante 20 años. Fue llevado por un representante de ventas internacionales al Festival de Cine de Cannes hace dos años y ahora está en manos de dos productores ejecutivos reconocidos que están buscando inversionistas. Ahora estoy haciendo mi segundo guión y también estoy trabajando en una novela. Todos estos proyectos se basan en las historias de personas reales del mundo de las artes, cuyo trabajo significa mucho para mí. Preferiría no ser más específica porque he aprendido que cuando hablo demasiado sobre mis proyectos de escritura, ¡no los escribo! Necesitan cocinarse con la tapadera puesta, como una buena olla de arroz.

La version de este columna en inglés esta aquí.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.