De cobertizo a templo de $ 2 millones, el adorable dios mono tiene su nuevo hogar en Taos

Por Amy Boaz
Traducido por Teresa Dovalpage
Posted 8/1/19

Hanuman, una deidad mono muy querida en el hinduismo, es astuto y poderoso. Se le conoce como el que calma el sufrimiento y como el sirviente perfecto de …

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

De cobertizo a templo de $ 2 millones, el adorable dios mono tiene su nuevo hogar en Taos

Posted

Hanuman, una deidad mono muy querida en el hinduismo, es astuto y poderoso. Se le conoce como el que calma el sufrimiento y como el sirviente perfecto de Ram—Dios. Pero incluso en la India, de donde proviene, Hanuman rara vez ha tomado una forma tan atractiva como la estatua que lo encarna aquí en Taos—que ha estado en lo que fura un cobertizo para vacas cerca de Gerónimo Lane durante los últimos 38 años.

Su templo, sencillo, hecho de adobe y vigas, recibe visitas de muchísimas personas de todo el país y el mundo. Los visitantes traen ofrendas de plátanos y otras frutas y dulces y las dejan frente a la estatua de 1,647 libras, acarician sus miembros de mármol y rezan, cantan y tocan las campanas. Hanuman ha estado esperando con paciencia por un hogar permanente.

Pronto será trasladado a su nuevo “mandir” (templo), una maravillosa construcción redonda que se halla conectada al ashram actual por una elegante pasarela cubierta—y coronada por una cúpula elíptica pintada de un azul de ensueño que evoca el cielo. El nuevo templo de Hanuman será inaugurado durante una celebración de tres días que comenzará el 13 de julio a las 4 a.m.

La estatua o “murti” que representa al dios mono volando sobre el mar con el anillo de Ram llegó aquí en 1981 gracias a los devotos de Neem Karoli Baba (o “Maharaji-ji”), que inspiró la construcción de muchos templos en honor a Hanuman en la India, y que murió en 1973. El terreno de Taos pertenecía a Vishnu Magee, un antiguo devoto que ofreció albergar temporalmente la estatua de Hanuman en el cobertizo de sus vacas. Con el tiempo, el lugar se transformó en el serenamente bullicioso Ashram Neem Karoli Baba, como se lo conoce hoy, que mide 11 hectáreas.

Conseguir “la voluntad y el dinero” a fin de construir un mandir adecuado para Hanuman tomó más tiempo de lo que nadie podría imaginar. “Hicimos muchos intentos durante cantidad de años,” explicó el hombre que ha sido fundamental para que se materialice el nuevo mandir: John Kane, vicepresidente de la junta directiva del Ashram Neem Karoli Baba. Se le trata con reverencia en todo el lugar, donde lo conocen como Hanuman-Das o “siervo del sirviente.”

Con cabello corto y blanco, anteojos, camisa polo y pantalones vaqueros, Kane parece un amable profesor emérito, destacándose entro los devotos locales, entrecanos, coloridos e hirsutos y los forasteros curiosos que esperaban en fila el 30 de junio para el almuerzo dominical que, como de costumbre, se sirve en la cantina al aire libre del ashram. Los gritos de los pavos reales y los cantos de los niños marcaron el cálido día de verano. La misión del ashram es ofrecer una comunidad inclusiva y un servicio desinteresado (seva), que pone especial énfasis en alimentar a todos.

“La fórmula mágica”

Como parte del grupo de devotos que originalmente trajo el murti de Hanuman a Taos, Kane ha estado tratando desde 1986 de poner en marcha el proyecto del templo de Hanuman, pero no tenía “la voluntad y el dinero.”

Originalmente de California, Kane cambiaba de vivienda a menudo cuando era niño porque su padre estaba en la Fuerza Aérea. Encontró por primera vez a la deidad mono hindú Hanuman en un póster en una “head shop” en Chicago. “Me quedé paralizado,” contó. Se fue a su casa con el póster y comenzó a investigar sobre la obra de Neem Karoli Baba.

¿;Cuál fue la fórmula mágica para construir finalmente el templo?

“Tuvieron que coincidir muchas cosas,” explicó Kane. “Finalmente la junta directiva lo apoyó al 100%. Algunos de los problemas tenían que ver con obtener un permiso del condado—no de la ciudad de Taos.” Y cuando al fin se seleccionó el diseño de un arquitecto en 2012, del arquitecto de California Robb Simonson, el costo estimado fue de $ 800,000. Kane sugirió que, si podían conseguir el 30% de esta cifra, sería posible comenzar la construcción, y de hecho, se recibió una donación inesperada de $ 100,000 de un donante anónimo que tuvo una “experiencia espiritual.”

Posteriormente, luego que comenzó la construcción en 2016, el contratista Scott MacHardy de Pumice-Crete Building Systems de Nuevo México reconoció que el dinero aparece de a poquito. MacHardy tenía algo de experiencia en arquitectura sagrada, pues había construido una mezquita aquí en Taos, y dijo: “También estaba dispuesto a reducir las ganancias de mi negocio y los gastos generales por la oportunidad y el privilegio de trabajar en un proyecto tan genial.”

Un “maravilloso desafío” para un constructor.

De hecho, el templo—que se terminará en una semana—es una magnífica combinación de construcción al estilo del Suroeste—en términos de materiales locales y artesanos calificados—y materiales de la India, como unos raros troncos de teca tallados, que tienen 200 años de antigüedad y forman las columnas del santuario, y mármoles. Las paredes como tal no son de adobe sino de un agregado volcánico de alto rendimiento energético traído de las montañas de Jemez, piedra pómez-creta, que se mezcla con cemento y agua (se agrega un pigmento de color mandarina claro, no pintura, gracias a la habilidad de una artesana local) y luego se recubre con dos capas de yeso fino y bruñido que resulta “suave como el trasero de un bebé,” según lo describió Kane. Esto se puede confirmar tocándolo.

MacHardy tuvo el “maravilloso desafío” de adherirse tanto a la construcción tradicional como a la moderna. Por ejemplo, por un lado todo tenía que calcularse según las medidas de la “geometría sagrada,” es decir, divisible por nueve (las 18 costillas en la cúpula elíptica) y adherirse al “Vastu shastra,” o la versión hindú del feng shui. Por otro lado, en términos de calor radial, iluminación LED y paredes transpirables, debía tener todo lo necesario para ser energéticamente eficiente y de bajo mantenimiento.

Durante los más de dos años de construcción, cuando MacHardy le preguntaba a Kane qué materiales debía usar, Kane contestaba: “¿;Qué durará 300 años?”

Además de la ayuda de sus dos hijos, Evan y Wes, MacHardy contó con la rica experiencia de artesanos locales, como cortadores de piedra y yeseros. “Hay muchos artistas y constructores locales,” agregó MacHardy, “que tienen raíces en al Pueblo.”

“La gente viene a refugiarse”

Kane reconoció que la recepción por parte de los vecinos a lo largo de los años—incluyendo a un exalcalde y a un sheriff retirado—a la llegada de tipos alternativos no hispanos (“hippies”) ha sido a veces cálida y a veces fría. “Algunas personas pueden ser hostiles, pero también muy acogedoras,” dijo Kane. “Algunos no pueden dar ese salto, y eso está bien.” Los vecinos han estado preocupados por el aumento en el tráfico entre los pequeños carriles del barrio La Loma.

Sin embargo, Kane hizo hincapié en que los devotos del ashram ganan partidarios por su conducta pacífica—y el alcohol y las drogas están prohibidos.

“La gente viene aquí en busca de refugio,” dijo Kane. “Para relajarse y rezar.”

En última instancia, el costo del mandir de Hanuman será de más de $ 2 millones —incluyendo el paisajismo y los paneles solares. Kane sostuvo que el ashram lo pagará pronto.

“Nuestro gurú dijo que nunca pidiéramos dinero,” dijo Kane. “Solo puedo decir qué es lo que estamos haciendo y no puedo decir: ‘Por favor, denos.’ Sino solo ‘Gracias.’”

Cuando se le preguntó por qué se eligió a Taos como el lugar perfecto para Hanuman, Kane respondió con aire pensativo: “Aquí hay un sentimiento similar al de muchos lugares en India. El terreno tiene una calidad vibratoria.”

¿;Hanuman está feliz aquí?

“Ciertamente está bien cuidado,” respondió Mac-Hardy.

Visite el sitio web del ashram: nkbashram.org.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.