Adios, amigo

Por Ana R. Klenicki
Posted 1/31/20

Una historia apócrifa atribuye a la hija de Stalin la frase más triste del vocabulario: "pudo haber sido." Definitivamete es una expresión triste que indica cuantos sueños no realizados, cuantas buenas acciones que pudieron haber sido hechas, cuantos capítulos sin terminar en nuestras vidas.

You have exceeded your story limit for this 30-day period.

Please log in to continue

Log in

Adios, amigo

Posted

Una historia apócrifa atribuye a la hija de Stalin la frase más triste del vocabulario: "pudo haber sido." Definitivamete es una expresión triste que indica cuantos sueños no realizados, cuantas buenas acciones que pudieron haber sido hechas, cuantos capítulos sin terminar en nuestras vidas.

Sin embargo, yo no estoy de acuerdo. La frase "pudo haber sido" no tiene la finalidad que la palabra adiós tiene. De alguna manera, el pudo haber sido deja la puerta abierta a aún poder ser. Si, un adiós puede ser retirado, pero cada vez que decimos adiós, tiene una finalidad que, según las circumstancias, es más o menos dolorosa. Adiós es para siempre y tratar de revocarlo duele y deja cicatrices. Desafortunadamente no es fácil vivir con cicatrices, per definitivamente es posible y necesario y debemos aprender a vivir con ellas.

Adiós es una palabra que no solo se usa entre humanos, sino tambien con el resto del reino animal - cuantas veces hemos dicho adiós a una querida mascota?) Adiós también se usa con objetos (una porcelana rota, un florero viejo y querido) y tan importante y doloroso, se usa con lugares y edificios; lugares que son ecos de nuestra infancia; lugares donde obtuvimos nuestras carreras; lugares donde nos esondimos con nuestro primer amor y experimentamos nuestro primer beso. Lugares siempre nos aompañan en nuestro viaje por la vida. Lugares son testigos silenciosos a nuestra felicidad y nuestra tristeza, a nuestros éxitos y fracasos. Lugares son el otro lado de la moneda, un lado es gente y el otro es el lugar donde hemos vivido, crecido y muerto.

Por todo lo anterior, a quien o que estoy tratando de decir adiós? Le estoy diciendo adiós al living room de Taos, al salon tan querido al que hemos ido por años a escuchar música; a gozar de los artistas conocidos y apoyar a los que están tratando de ser conocidos. Pero, el lugar aún está abierto y sigue funcionando musicalmente, por lo tanto por qué el adiós? Por que ya no es más lo que sabía ser.

La nueva tecnología y su presencia implacable están cambiando al lugar. Recuerdo como si fuera ayer cuando el artista o grupo del momento alistaban al sistema acústico. Ahora hay dos gigantescos amplificadores que cuelgan del techo. Son tan ruidosos que posiblemente se pueden escuchar en la vereda de enfrente; ademas, el ruido es frío y completamente metálico. Es el ruido de hoy día.

Además, el living room ya no es más el lugar acogedor, sino que ahora es impersonal y frío. Lo que ocurre es el claro ejemplo del dicho que escoba nueva barre mejor! La verdad es que no siempre el dicho es cierto. Por eso es que le estoy diciendo adiós a mi viejo amigo. Yo soy la primera en abrazar y promover cambios, sin embargo hay ciertas cosas que no necesariamente tienen que cambiar, sobre todo si ofenden a nuestro sentido de la belleza. Sé que seguiré yendo a mi living room, pero ahora sólo de vez en cuando. Sé que seguiré recomendando el lugar a todos los turistas.

Pero el Taos Inn que yo conocía ya no existe más y no regresará a lo que era y eso merece un serio y definitivo adiós.

La version de este columna en inglés está por la Página C3.

Comments


Private mode detected!

In order to read our site, please exit private/incognito mode or log in to continue.