• Welcome!
    |
    ||
    Logout|My Dashboard

La tienda: Sueños vaqueros - The Taos News: Communidad Hispana

La tienda: Sueños vaqueros

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Posted: Monday, September 17, 2012 12:00 am

Horse Feathers es una tienda encantadora, situada muy cerca de la Plaza de Taos, en la que se puede comprar todo tipo de objetos que harían las delicias de cualquier vaquero.

Hay botas nuevas y usadas, sombreros, espuelas, y cuadros y fotos con motivos western. También se encuentran souvenirs inspirados en Roy Rogers y Gene Autry. 

“El inventario de nuestra tienda consiste de un montón de objetos disímiles, pero todos relacionados con el mundo de los vaqueros y la cultura western,” dice Nancy Enderby, su dueña.

Durante más de una docena de años, Enderby y su esposo han prestado también servicios de diseño de interiores para casas, oficinas, restaurantes y casinos que desean adquirir un toque western.

“Nos mudamos a Taos en 1990,” dice Enderby, “de modo que llevamos veintidós años aquí.”

No es ninguna sorpresa que su tienda sea ya una verdadera institución local.

La historia

“La historia del cowboy americano está relacionada directamente con la del Suroeste,” dice Enderby, que es una experta en la cultura y la historia de esta región. “Y un hecho poco conocido es que el cowboy americano tiene raíces hispanas.”

Enderby señala que a finales de 1800 uno de cada tres vaqueros era mexicano. 

“Dos décadas antes de que los peregrinos llegaran en 1620 a Plymouth Rock, los aventureros criollos (españoles nacidos en Estados Unidos) y los mestizos (mezcla de colonos españoles e indios) se abrieron paso por el Río Grande para aprovechar las concesiones de tierras en el reino de Nuevo México,” dice. “Se les llamaba caballeros y ser uno de ellos estaba entre los más grandes honores a que los hombres podían aspirar. Incluso los vaqueros mexicanos pobres estaban orgullosos de este título y eran capaces de hacer una cantidad increíble de cosas sin apearse de sus monturas.”

Caballero se traduce literalmente como “gentleman,” pero la raíz de la palabra viene del español “caballo.”

Por cada caballero, dice Enderby, había quizás decenas de trabajadores independientes, que eran quienes trabajaban realmente con el ganado vacuno -los vaqueros como tal.

Enderby explica que todas las destrezas, tradiciones y formas actuales de trabajar con el ganado tienen su origen en las labores hechas por el vaquero mexicano.

“Si usted es cowboy en los Estados Unidos hoy en día, eso quiere decir que ha desarrollado sus habilidades a partir del trabajo del vaquero tradicional,” dice.

Los vaqueros eran cowboys típicos: trabajadores mestizos industriosos y curtidos, contratados por los caballeros criollos para conducir el ganado entre Nuevo México y la Ciudad de México, y más tarde entre Texas y la Ciudad de México.

El título, aunque denota una clase social aparte, es similar al de caballero, y constituía un motivo de orgullo.

En 1821 llegaron a Texas los colonos anglosajones, que fueron los primeros ciudadanos mexicanos de habla inglesa en el territorio, explica Enderby. Dirigidos por Stephen F. Austin, se asentaron en San Felipe de Austin, Texas, atraídos por la gran cantidad de ganado que existía en la región y que estaba disponible para quienes quisieran atraparlo.

Al finalizar la Guerra Civil, la industria ganadera estaba en su apogeo y el trabajo de mover el ganado de un lado para otro era uno de los más populares. Pero con la invención del alambre de púas en 1873 aumentaron las grandes fincas privadas y la labor del vaquero resultó cada vez menos necesaria.

“Esto significa que la historia del cowboy americano, que ha capturado la imaginación de tantas personas como un símbolo de áspera independencia, fue realmente un período muy corto en nuestra historia,” dice Enderby. “Pero la cultura y el orgullo de los cowboys vivirán para siempre.”

La dueña

Nancy Enderby creció en la Ciudad de Kansas y desde muy pequeña se sintió atraída por la cultura hispana.

“Siempre he disfrutado de la calidez y la cercanía de las familias hispanas,” dice.

Su mejor amiga en la escuela secundaria era de México. “Su padre tenía un restaurante mexicano y tuve mi primer trabajo allí a los quince años,” cuenta Enderby. “Me encantaba pasar ratos en su casa, y en la víspera de Navidad íbamos visitar a su abuela, que preparaba unos  tamales especiales, con pasas adentro.”

La abuela de su amiga no hablaba inglés y aunque Enderby deseaba aprender español para comunicarse con ella, no era fácil lograrlo.

“Viviendo en Kansas ¿con quién iba a practicar?” se pregunta, sonriendo.

La oportunidad de aprender el idioma le llegó ya establecida en Taos, cuando fue a Costa Rica y allí conoció a la novia salvadoreña de su hijo.

Decidida a cumplir su sueño de comunicarse en español, siguió la sugerencia de su esposo de participar en un Programa de Inmersión en Español en Guatemala. Después de eso ha viajado a Nicaragua, Honduras, México y El Salvador.

“Vivía con familias locales y me sentía como un adolescente otra vez cuando cada mañana cogía mi mochila y caminar a la escuela,” dice Enderby. “Todavía no hablo español muy bien, pero es mi ejercicio cerebral contra el Alzheimer. Lo disfruto mucho y me permite tener una excusa para visitar otros países.”

Mientras practica su español y viaja a todas partes, Enderby sigue adquiriendo mercancía para su tienda, cumpliendo así los sueños vaqueros de quienes la visitan.

Horse Feathers se encuentra situada en 109 B, Kit Carson

Teléfono: (575) 758-7457     

© 2015 The Taos News. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Welcome to the discussion.

;